13 Reasons Why (Por 13 razones); la serie que NO debió tener más de una temporada.

Atención: Con Spoilers.

Si Ud quiere sentarse a hablar con sus hijos abiertamente de temas como el acoso (bullying), la violencia, machismo, suicidio, etc en la adolescencia, miren la primer temporada de 13 Reasons why.

Si Ud NO quiere que sus hijos siquiera piensen en la violencia, en ser agresivos o hasta asesinos, NO SE LE OCURRA VER LA SEGUNDA TEMPORADA.

188646La primer temporada sorprendió, sacudió las mentes trayéndonos todos estos temas, que eran casi tabú, y me gustó mucho se planteara porque, además de ver una buena serie, podíamos sentarnos con nuestros hijos a charlar del tema. Sirvió de muy buena excusa.
Y entre los mismos adolescentes, esta era una serie que servía para que discutieran entre ellos, para que supieran.

Pero todo eso bueno de la primer temporada, que todos pensamos era la única, deribó en una segunda y ahora se anuncia una tercera. Es que la ambición enferma de los productores estadounidenses siempre acaba igual, tratando de seguir sacarndo jugo de la rica fruta que ya está seca.

No era necesario una 2ª temporada, pero así y todo teníamos ciertas expectativas de qué nuevas cosas nos aportarían, de si cerrarían algún cabo suelto, etc.
NADA DE ESO.
Los productores habían dicho que se centrarían en el juicio y que se habían basado en el juicio que vimos en la serie británica “Broadchurch”. Ni cerca. Sólamente en que hay un juicio.

Lo único que hacen en esta segunda temporada es ser más explícitos en lo que ya habísmos visto o teníamos bien claro, sin necesidad de mostrar en imágenes.
Pues ahora, como hacen últimamente las películas y series yankis, la idea fue explicitar todo, mostrar en primer plano escenas de violencia y sexo que nada, pero NADA, aportaron a la historia.

Capítulos aburridores, pasmosos, a veces dando nauseas. En pocas palabras, esta segunda temporada es una verdadera MIERDA. Y lo es en todos los sentidos. No sólo como serie de TV en sí, sino que es una mierda en lo que ellos mismos han pretendido (“supuestamente”), el ayudar a los adolescentes con estos problemas.
¿Ayudar?.
Esta segunda temporada, al contrario de la primera, en lo único que ayuda es en alimentar las mentes enfermas, darles más motivación a que hagan barbaridades.
No denuncia ni ayuda a las víctimas, por el contrario las expone, las deja en total desamparo a merced de los malos, de los acosadores.

Otra cosa: es muy MUY yanki. Lo que muestra es MUY de los norteamericanos, de su estilo de vida y de los males que ellos padecen. Como este caso, problemas que provoca SU propia sociedad enferma.
Quizás sus autores quieren denunciar eso mismo, pero en realidad no les sale como quieren.
Podrán uds decirme “el acoso no es sólo de los estadounidenses, se sufre en todos lados”. Cierto, no vivo en una burbuja; pero también es cierto que NO es igual en mi país (Uruguay) o la mayoría de los países latinos, y tampoco en Europa.
Estados Unidos, con su cine y su TV nos ha contagiado de muchísima basura a lo largo de los años, entreverada con obras de arte que cada tanto nos regalan.
Muchas costumbres se han ido moldeando al estilo yanki gracias a todo lo que nos llega del norte.
Nuestros hijos han ido hasta cambiando la forma de nombrar muchas cosas, de tanto mirar series infantiles y juveniles provenientes de EE.UU. Las famosas “chicas populares”, o los “chicos populares”; la obligación de “tener pareja” para el famoso baile; el grupo de acosadores que se ríen del supuestamente más débil, con la aprobación y risas de los que miran. Se ensalza, se venera a los “populares” cuyos únicos atributos son la brutalidad, un buen físico, una cara linda. Eso es lo que vienen vendiendo desde años y lo dejamos pasar tranquilos, que nuestros hijos se nutran de eso.

Hasta la palabra “Bullying” proviene de ellos. Ya casi no decimos acoso o maltrato, pocas veces lo hacemos.
Y las escenas que nos muestran cada poco son cada vez más explícitas.
Nos dicen que son para concientizar sobre los temas, que son para denunciar hechos malos, que es una manera de graficar la violencia que sufre mucha gente, etc.
Pero la realidad es que NO es necesario mostrar en primer plano una violación, con tantos detalles. Lo que hacen es dar de comer al MORBO, alimentan las mentes que ya tienen cierta tendencia a eso.
Cuando muestran, con lujos de detalles, como se viola a una chica, o cómo se viola a un chico en un baño (y de manera extremadamente violenta); no se está denunciando, se les está dando “ideas” a aquel acosador que estaba pensando en atacar a alguien.
El lenguaje del cine suele ser muy rico, la narrativa audiovisual da la oportunidad a la imaginación, a que no sea necesario ser tan explícito con las imágenes, sino a dar las pautas para la imaginación de quien lo ve.

Tengo una hija de 14 años, que vio toda la serie (ambas temporadas) con nosotros (sus padres). En esta segunda temporada ya no quería ver más, estaba hastiada.
Esa es la reacción que lograron.

Una pena que hayan tirado a la basura a una buena serie, una buena idea. Ahora harán una tercer temporada …. ¿para contar qué?.

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s