JUSTO Y NICO | Una historia de amor más allá de los colores – Cortometraje que emociona más allá del Fútbol

Este no es un relato más de esos que circulan entre el mundo del fútbol, la gloria deportiva, o el fanatismo a puro grito. A continuación no vas a encontrar goles, relatos épicos, ni jugadas que te levanten del asiento encontrándote con tu versión más eufórica. En cambio, vas encontrarte con una historia potente y auténtica, que tiene sus raíces en el amor entre un padre y un hijo. Tan real como las imágenes y relatos que la ilustran, esta historia nace de una decisión irracional que brota del alma transformando cada partido en un reencuentro, en un homenaje. Uno de los barrios más importantes de Montevideo, dos equipos populares, y una historia que traspasa todas las barreras para convertirse en un mensaje positivo. Un hombre que como la gran mayoría, soñó un hijo varón hincha de su mismo equipo, y que una injusticia de la vida que hizo tambalear las estructuras de la pasión de toda una vida, pero que por otro lado y de forma involuntaria, dejó el camino libre para una demostración de amor única y admirable.

Así nos presenta este emocionante y potente cortometraje, la Secretaria Nacional de Deporte del Uruguay el sitio de mismo.

En 2016, Nicolás perdió la vida en un accidente de tránsito tras la vuelta de un partido del equipo de sus amores, Rampla Juniors . Su padre, Justo, hincha fanático de Cerro, tradicional rival del equipo de su hijo, desde el fallecimiento, junto a su esposa Nelly, acompañan en todos los partidos a Rampla Juniors.

Aquí el cortometraje de apenas 9 minutos. … Tengan pañuelos a mano …

La historia llegó a la FIFA y el máximo órgano rector del fútbol mundial la consideró como una de las finalistas para el premio The Best a la afición que se definirá el próximo lunes 23 de septiembre. Son tres los finalistas, como lo hace saber FIFA en su Tweet

La historia de Justo compite a su vez con la de Silvia Grecco, una madre hincha de Palmeiras que le relata los partidos en el estadio a su hijo ciego y autista, y la hinchada de Holanda presente en la Copa del Mundo Femenina que acompañó en masa a la Oranje durante la competencia. 

“La prensa cubrió ampliamente esta historia en Uruguay, una nación en la que el fútbol es religión”, dice el texto que acompaña el post en FIFA.

Pueden votar ingresando aquí,

Según nos contaron, Justo ve los partidos igual a como lo hacía su hijo Nico. Pegado contra el alambrado por momentos, y caminando sin parar de un lado para el otro en otros pasajes del partido. Lo que Justo nos había dicho y después pudimos comprobar estando con el en la cancha, es que solo tiene palabras de aliento para los jugadores de Rampla.
El mural pintado por los amigos de Nico detrás de uno de los arcos del Olímpico, refleja la clase de persona que él era.
Nelly mira los partidos acompañada por una remera de Nico que hicieron sus amigos picapiedras.

1 Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s